Ivonne Ortega acorralada


1
12 shares, 1 point

Príncipes, Arlequines y Cortesanos

Por Luis Guillermo Franco

Cuando la aspirante a la Dirigencia Nacional del PRI Ivonne Ortega Pacheco finalizaba su exposición ante el pleno del Consejo Político Nacional, el reloj indicaba las 20 horas con 1 minuto. A partir de esa hora del 6 de mayo del 2019, el “triunfo” de Francisco Torres y Lila Frías como dirigentes estatales del PRI en Yucatán, comenzó a podrirse aceleradamente.

La ex Gobernadora -que es la principal promotora de Lila y Panchito- tuvo que emitir un discurso que va en sentido contrario a la manera autoritaria y antidemocrática que ordenó desplegar el 7 de abril pasado en la jornada para elegir líderes del tricolor en Yucatán.

A nivel nacional es una demócrata, en su estado anhela mantener su jetatura caciquil. Pero su estrategia para doblar voluntades y alentar incluso el sufragio desde el más allá, no fue suficiente para avasallar, pues fue tan grande el tamaño de la rebelión del priismo yucateco que solamente 597 votos son en este momento la anémica diferencia oficial que procesalmente avanzará por las instancias internas en las que puede intervenir, pero que al topar con los tribunales electorales encontrarán su realidad.

Ivonne Ortega está acorralada por las contradicciones de su discurso y sus acciones. Y es que pasan los días y el supuesto ánimo de la pareja que recibió la constancia de mayoría en Yucatán se va diluyendo y su nerviosismo se acrecentará en cuanto Ivonne intensifique su discurso de democracia interna.

Aunque formalmente no ha iniciado el proceso del Comité Nacional del PRI, los tiempos en que los tribunales electorales dictaminarán le complican su escenario a la yucateca. Mientras Ivonne pide iluminación absoluta sobre lo nacional, los magistrados electorales verán que en el caso  de Yucatán a duras penas prendieron velas –lo que seguro iluminó el camino de los fallecidos que vinieron a votar-.

Ivonne tendrá que evaluar que valora más: su aventura por la dirigencia del CEN o seguir desgastándose por su pupilo. En sus cálculos no se encontraba que el cuchitril político de su cúpula estatal fuera tan evidente y con una diferencia mínima entre Pancho Torres y la rebelión del candidato Diego Lugo apoyado por los otrora aspirantes Francisco Medina y Eloy Quiroz.

Esto es política y por ahora no se ha intensificado el desgaste entre los aspirantes al PRI nacional, pero seguro los contendientes de Ivonne en su momento contribuirán para que el reclamo de la rebelión priista yucateca tenga resonancia en todo el país y así desacreditarla porque la democracia que exige se rehusó a alentarla en la península.

Si finalmente Ivonne percibe que el caso del PRI en Yucatán será una bola de nieve que le aplastará su proyecto nacional; es posible que sacrifique a Panchito Torres exigiéndole que no impugne cuando la Comisión Nacional de Justicia Partidaria dictamine en su contra.

Facilitando que se reconozca el triunfo de Diego Lugo, Ivonne evita el problema político y jurídico que le significaría que todo acabara en el escritorio de un tribunal electoral.

A un mes de la jornada electoral, con los problemas que tiene doña Claudia Ruíz Massieu por su relevo, no hay prisa por tomarle protesta a Panchito y Lila. Muestra de ello es que en Baja California apenas se decidió el fin de semana una nueva dirigencia del PRI en la entidad y en menos de 72 horas el nuevo liderazgo rindió protesta. Pasan los días para Panchito y Lila y su triunfo ya está putrefacto.

@luisguifranco


Like it? Share with your friends!

1
12 shares, 1 point

¿Qué carita has puesto?

apendejado apendejado
10
apendejado
hueva hueva
4
hueva
desmadre desmadre
2
desmadre
guácala guácala
20
guácala
¡qué poca! ¡qué poca!
18
¡qué poca!
jajaja jajaja
16
jajaja
mencanta mencanta
14
mencanta
Pedro Sola Pedro Sola
10
Pedro Sola
chingon chingon
4
chingon
encabronado encabronado
18
encabronado
Luis Guillermo Franco

Periodista punk. 13 años articulista de Organización Editorial Mexicana y 9 años como editor web. Twitter: @LuisGuiFranco

Comentarios

Comenta